|  Inicio
Ayuda

Correo personalizado Ayuda

Agregar mi cuenta de correo electrónico a mi aplicación Mail para iPhone

Agrega tu cuenta de Professional Email a tu aplicación Mail para iPhone. Luego puedes enviar y recibir correos electrónicos comerciales desde tu teléfono.

  1. En tu iPhone, abre la aplicación de Configuración y abre Contraseña y Cuentas.
    Toca Cuentas y contraseña
  2. Toca Agregar cuenta.
    Toca Agregar cuenta.
  3. Toca Otros.
    Toca Otros
  4. Toca Agregar cuenta de correo.
    Toca Agregar cuenta de correo
  5. Entra a los detalles de tu cuenta y toca Siguiente.
    Entra a los detalles de tu cuenta y toca siguiente
  6. Toca IMAP.
  7. Debajo de Nueva cuenta, en la sección Servidor del correo de entrada ingresa:
    • Nombre de Host como "imap.secureserver.net"
    • Tu Nombre de usuario y Contraseña del correo profesional
  8. En la sección Servidor de correo de salida ingresa:
    • Nombre de Host como "smtpout.secureserver.net"
    • Tu Nombre de usuario y Contraseña del correo profesional
    Ingresa los detalles del servidor de la cuenta de correo electrónico
  9. Toca Siguiente. Tu dispositivo móvil comenzará a verificar tus configuraciones. Esto podría tardar varios minutos.
  10. Sale de la aplicación Configuración y toca Correo para abrir la aplicación.

Intenta enviarte un correo electrónico a ti mismo desde tu webmail u otra dirección de correo electrónico y respóndelo desde tu aplicación Mail para iPhone. Esta es una manera fácil de confirmar que todo se agregó correctamente.

Si tu configuración no funcionó, intenta apagar el WiFi y agregar la cuenta de nuevo. Apaga el WiFi, toca en Wi-Fi y toca el interruptor para apagarlo. No te olvides de encenderlo de nuevo después de que termines.
Toca en Wi-Fi y toca el interruptor para apagarlo

Pasos relacionados

Más información


¿Este artículo fue útil?
Gracias por tus comentarios. Para hablar con un representante de servicio al cliente, usa el número de teléfono de asistencia técnica o la opción de chat que aparece más arriba.
¡Nos complace haber ayudado! ¿Hay algo más que podamos hacer por ti?
Lo sentimos. Cuéntanos lo que te resultaba confuso o por qué la solución no resolvió tu problema.