Seguridad de páginas web para productos o servicios

Cuida tu gran inversión

La seguridad de páginas web se ha convertido en un tema prioritario para las empresas que le apuestan al e-commerce. Conoce las razones y no te arriesgues.

La información que se comparte a través de internet siempre está expuesta a todo tipo de hackers informáticos. Más aún en sitios web donde se comercializan productos o servicios porque sus servidores se encuentran llenos de jugosa información para los delincuentes.

La seguridad de páginas web para productos o servicios es, en verdad, un tema prioritario si deseas comenzar a comercializar tus productos a través de tu sitio.

Importancia de la seguridad de páginas web

Gracias al gran avance de la tecnología es muy normal que en la actualidad cualquier empresa tenga su propio sitio web. Tener presencia en la red hace que los negocios despunten considerable y rápidamente. Aunque esto es bueno, también debemos mirar el otro lado de la moneda.

Al ser cada vez más fácil tener un sitio web propio, casi cualquier persona puede pagar por un dominio y alojamiento. De esta manera se crean infinidad de sitios web que no solamente son utilizados para contener información, sino también para vender o comercializar cualquier tipo de productos o servicios. Desafortunadamente muchos de ellos no cuentan con los protocolos de seguridad adecuados.

Para empezar, el sitio web debe contar con un certificado digital emitido por una Autoridad de Certificación que avale que es totalmente seguro navegar en él. De no ser así, el mismo navegador alertará al usuario que es inseguro y muy probablemente los usuarios se marchen del sitio para evitar comprometer sus datos personales.

¿Cómo funciona un certificado de seguridad?

Para que tu sitio web tenga un certificado de seguridad digital tienes que tramitarlo directamente con una Autoridad de Certificación. Dicha autoridad validará y emitirá un documento digital en donde se encuentre toda la información de tu sitio junto con una clave pública que pueda ser leída únicamente por las claves privadas de los navegadores.

Cuando un sitio web tiene en la barra de navegación un pequeño candado, o aparece al inicio de la dirección web las letras https, significa que es totalmente seguro navegar en él y que toda la información que manipule viaja a través de la red de manera segura porque se encuentra encriptada.

Todos los sitios web deben tener este tipo de certificado, pero aquellos que practican el comercio electrónico son inconcebibles sin él. Los clientes asiduos a las compras en línea han aprendido a ser precavidos a la hora de hacer transacciones, por lo que se fijan desde que ingresan a un sitio si es seguro. Después de todo lo que está en juego son sus datos bancarios y personales.

Cuando un sitio web tiene el certificado digital de seguridad, SSL (Secure Sockets Layer), y utiliza sus protocolos de seguridad de la manera correcta, la información que se comparte se encuentra encriptada y solamente puede ser descifrada mediante una clave privada que contienen los navegadores. No hay alguna otra forma en que pueda ser leída o extraída.

Peligros de no asegurar tu sitio

Los ataques más comunes que sufren los sitios web que comercializan productos o servicios son el robo o intercepción de bases de datos personales y financieros y la modificación de los códigos html para que cambie completamente la estructura del sitio y no pueda ser visualizado.

Además de utilizar certificados digitales de seguridad SSL para tu sitio, también es importante que el hosting sea confiable y seguro. Algunas personas creen que, por contratar el alojamiento más caro, su sitio se encuentra protegido y optimizado. La realidad no es así: debes buscar el mejor hosting y poner atención en que se adapte a las necesidades de tu sitio.

Si utilizas un CMS, o gestor de contenidos, para administrar tu sitio web es vital que lo actualices cada que lancen una nueva versión de este o de los plugins. De esta forma no habrá forma en que los piratas cibernéticos accedan a tu información. Este tipo de prácticas puede salvar tu sitio de un ataque, por mínimo que parezca.

La importancia de los plugins

Es igualmente importante que al instalar un plugins, una nueva función o extensión a tu sitio te asegures de la confiabilidad del proveedor. ¡No instales una extensión solamente porque es gratis o está de moda!

Contraseñas

Las contraseñas también juegan un papel importante en la seguridad de los sitios. Mientras más extensas y complejas sean, menor será el número de posibles ataques a tu sitio.

Nunca utilices contraseñas con información personal, como fechas de nacimiento o nombres de familiares, e intercala números y letras mayúsculas y minúsculas.

Jamás utilices la misma contraseña para varias cuentas. Lo más recomendable es utilizar:

  • Una para ingresar al gestor de tu sito
  • Otra diferente para tu cuenta de correo electrónico corporativo
  • Otra más para tu cuenta de correo electrónico personal

Puede parecer tedioso, pero lo agradecerás cuando tu información no se vea comprometida en ataques de hackers virtuales.

Recuerda que toda la información que comparten contigo los clientes, es delicada y debes salvaguardarla y velar por ella. Mientras más seguro sea tu sitio mayores oportunidades tendrás de aumentar tus ventas.

Alejandra Rubio Bravo
Nativa del sur de la Ciudad de México, estudié Comunicación y me especialicé en corrección de estilo y Marketing Digital. Eterna enamorada de las letras, apasionada con la tecnología y feliz colaboradora en Virket, la empresa donde me encontré con la increíble riqueza de formas y oportunidades para comunicar y planificar estrategias enfocadas a innovar la relación cliente-empresa.