Prototipo de interfaz de usuario para hacer navegable tu sitio web

Que tu sitio web sea paseo de primavera

El prototipo de interfaz de usuario (UI) es una técnica de desarrollo interactiva, de experiencias, para que participen otras personas al crear esa página.

Razones para crear un prototipo de interfaz de usuario

Principalmente el de analizar cómo sería aceptado por tus usuarios, explorar con las partes interesadas, como puede ser tu equipo de diseño o diseñadores contratados y tus propias aspiraciones de querer que el resultado final sea el que esperas.

Piensa es esos prototipos como la base desde la cual analizarás y probarás la usabilidad de tu sistema, ese punto desde el cual continuar desarrollando el sistema, pues en ello verás si es necesario avanzar o dar borrón y cuenta nueva.

Consejos y técnicas que pueden ayudarte a crear la mejor interfaz de usuario para tu sitio web

Para alcanzar lo que deseas sin tantas complicaciones, necesitas seguir un prototipo de interfaz de usuario que pronto pueda ser tu página de internet.

Lo primero es el trabajo con futuros clientes reales. Las personas comunes y corrientes son los mejores para involucrarse en la creación de prototipos, pues son las que usarán la aplicación cuando esté lista, y te darán pistas sobre que tan bien va o no su construcción. Recuerda, parte del trabajo de crear una interfaz exitosa tiene que ver con cubrir sus necesidades y quien mejor que los usuarios para decirte que buscan al navegar por un sitio web.

Debes hacer que las partes interesadas trabajen desde el inicio del prototipo de interfaz de usuario. Por ende, desde el equipo de diseño, los profesionales que hayas contratado y tú mismo debes estar al pendiente del proceso de construcción, para que además de una buena usabilidad, nunca se pierda la filosofía de tu empresa. En pocas palabras que se vea reflejada en tu página web la personalidad de tu organización.

Un buen enfoque es pedirles a todos los involucrados que trabajen en algunos escenarios de casos usando el prototipo propuesto, como si fuera el sistema real que vas a subir a internet.

Conocer todo sobre tu negocio

Otra recomendación es que bases este prototipo de interfaz de usuario que estás creando en tus requisitos y necesidades. Cuanto más sepas sobre tu negocio y se vea reflejado en la interfaz de usuario, mayor será la probabilidad de que puedas construir una buena plataforma que soporte tu empresa. Una vez más, la participación de las partes interesadas es fundamental para su éxito.

La clave está en la sencillez

Uno de los temas más complicados y cuesta a los creadores de sitios web con buenas interfaces de usuarios, es el creer que todo es simple, y que así debe ser mientras se navega. A veces, tu software será difícil de usar, porque el problema que abordas es inherentemente difícil.

Si tu objetivo es hacer que la interfaz de usuario sea lo más fácil posible de usar, a veces no hay que ser tan simplista. No cargues cosas sencillas que de verdad no van a tener una buena utilidad.

Saber pedir ayuda

No escatimes en gastar sólo por ahorrar dinero. Contratar un buen experto en la construcción de interfaz de usuario, que entienden cómo desarrollar plataformas fáciles de usar, es la mejor opción. Probablemente tú y tu equipo están fuera de esta jugada.

Una regla importante a seguir es que, si nunca has estado involucrado en la creación de este tipo de interfaces, mejor déjaselo a un especialista en el tema. Ponte atento con temas como la rapidez en la construcción de la interfaz de usuario, y no lances a internet plataformas que posiblemente se ven geniales, pero que no son buenas en su operación, pues eso te costará que los potenciales clientes se marchen a la competencia.

¿Por qué es importante escuchar al usuario?

Desde el punto de vista de un usuario, una aplicación completamente funcional es lo que cubre sus necesidades. Para evitar este problema, piensa que el prototipo de interfaz de usuario en el que trabajas es como un modelo de plastilina que los diseñadores construyen para describir el diseño de una casa. Es decir, se flexible en posibles cambios que hagan ese modelo más atractivo y de fácil uso. No te cases con lo primero que se te muestra. Mantén fuerte a la crítica y escucha a tus usuarios de prueba.

Ponerse en los zapatos del usuario

¿Alguna vez usaste un programa o aplicación en tu computadora o equipo móvil y casi de inmediato lo descartaste porque no te gustó la forma en que te ayuda a trabajar? Pues esto puede pasar si no trabajas bien desde un inicio en un buen prototipo. Recuerda que puedes perder mucho en el negocio si tu producto final es deficiente y poco intuitivo.

Los prototipos, como su nombre lo dice, son pruebas betas de tu producto final. Tómalo como eso y aplícate a crear el mejor, para cuando esté listo, cumplas con las expectativas de tus usuarios y quedes contento con el trabajo hecho.

Fernando Paul Lara Galicia
Fernando Paul Lara Galicia es Jefe de Información y Columnista en la sección Dinero de Excélsior, y Editor de Tecnología para Grupo Imagen. También es conductor de Dinero y HackerTV en ExcélsiorTV. Colabora en Enfoque Financiero con Alicia Salgado, 100.1 FM. Es egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva por la ENEP Acatlán, UNAM.