Correo personalizado como identidad empresarial

Se útil y profesional en tu negocio

Nunca lo dudes, tener un correo personalizado como identidad empresarial será tu mejor decisión, si lo que buscas es que te vean como una empresa seria.

Muchas encuestas en internet hechas a líderes y emprendedores de miles de compañías en cientos de países concuerdan en que 75 por ciento de los clientes coinciden en que una dirección de correo electrónico profesional es clave para generar confianza, sobre todo si se es una micro, pequeña o mediana empresa.

No puedes soslayar que estamos en una era donde los consumidores son cada vez más cautelosos con los ciber-fraudes e investigan todo en la red, por lo que no puedes dejar de contar con tu propio correo electrónico. El que uses uno gratuito de Hotmail, Google o Yahoo! No te hará ver bien y seguramente ahuyentarás a miles o millones de usuarios.

¿Qué te dará tener un correo profesional?

Anteriormente te dijimos que para crear una buena presencia en internet primero debes tener tu propio nombre de dominio para después pasar a aplicar un formato de correo electrónico personalizado o profesional que te haga verte confiable y serio en tus intenciones comerciales.

Si consideras que ya estás listo para crear tu correo electrónico empresarial o personal, debes tener en cuenta que debes usar siempre tu propio nombre de dominio para ello. Recuerda que siempre debes dejar la mejor impresión en tus usuarios.

Los dominios personalizados son hoy más económicos y sólo necesitas 15 minutos para crear una dirección de correo electrónico una vez que ya cuentes con tu nombre y dirección IP propia.

Los nombres de dominio te van a permitir crear nombres de usuario de email más simples y limpios, lo que demostrará profesionalismo y seriedad. Con un proveedor genérico y gratuito como es Gmail, probablemente no seas visto tan serio, además que al ser gratis puede llevar spam o anuncios publicitarios ajenos a tu compañía, algo que muchos usuarios odian. Por eso es importante evitarlos a toda costa.

Además, debes saber que una dirección de correo electrónico profesional será más fácil de comunicar, ya sea que lo uses en redes sociales o la imprimas en tus tarjetas de presentación.

También será más sencillo para los proveedores y clientes recordar y asociar este email con tu negocio. Si usas una dirección de correo electrónico vinculada a tu proveedor de internet como se ofrece en muchos países, debes reemplazarla rápidamente.

Nunca uses apodos o sobrenombres en tu correo electrónico profesional. Lo mejor es sólo tu nombre y apellido, y luego el nombre de dominio de la empresa que registraste en internet. Pierdes seriedad, a menos que seas una figura pública que se te conozca con un sobrenombre.

Mostrar simplemente tu primer nombre es a menudo lo más fácil para recordar, deja una conexión personal con los clientes y te permite mantener la privacidad en caso de que no desees revelar tu apellido. Aquí el problema es que dos o mas empleados tengan el mismo nombre.

Recuerda que tu dirección de correo electrónico profesional es sólo la mitad de la imagen que tiene la compañía en el Internet. La dirección de email que utilizas para mostrar a tus clientes o proveedores debe ser la misma que muestras en tu sitio web. Por ejemplo, si en tu página de internet usas una cuenta de correo electrónico personal como contacto, puedes parecer poco profesional y dejar una mala impresión.

Una dirección genérica se ve más profesional y te permite ocultar tu dirección de correo electrónico principal, para evitar algunos problemas con clientes o proveedores que pueden ser molestos a futuro. También suele ser más útil, ya que puede reenviar correos electrónicos a varias cuentas.

Es necesario recordarte que una dirección de correo electrónico profesional es una forma de separarte de una multitud de empresas que pueden ser parecidas a la tuya, con un giro comercial semejante.

Con ello puedes dejar la impresión de un negocio experto y bien establecido. Todo se traduce en confianza para los usuarios. Los dominios se han convertido en sitios web baratos y con millones de pequeñas empresas ya presentes en la red, por lo que contar con una dirección de correo electrónico empresarial es de los primeros pasos para demostrar que no eres una firma fraudulenta.

Cuando estés listo para comenzar, asegúrate de contactar con un experto y de llevar tu empresa a un nivel más arriba, donde demuestres que tu inversión va en serio.

 

 

 

Fernando Paul Lara Galicia
Fernando Paul Lara Galicia es Jefe de Información y Columnista en la sección Dinero de Excélsior, y Editor de Tecnología para Grupo Imagen. También es conductor de Dinero y HackerTV en ExcélsiorTV. Colabora en Enfoque Financiero con Alicia Salgado, 100.1 FM. Es egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva por la ENEP Acatlán, UNAM.