Correo corporativo para tu marca

El comienzo de tu imperio comercial

Contar con un correo corporativo para tu marca es algo que debes tener. Brinda respeto y seguridad a los clientes: da imagen seria a tu compañía.

De igual manera, profesionaliza los correos electrónicos de todas las áreas de tu empresa: ventas, recursos humanos, los consultores, uniformando la comunicación corporativa.

Así, tu presencia no es nada más a través de tu sitio web. Se extiende mucho más y se coloca en la mente de tus clientes.

Entendiendo por qué es importante el correo corporativo

¿Alguna vez te ha pasado que no entiendes el nombre de una empresa, pero cuando ves el correo corporativo de con quien hablas todo queda claro? Pues eso puede pasar contigo.

El dominio que se incluya en tu correo corporativo debe ser el mismo de tu página web (y a su vez, debe ser el nombre de tu empresa). Esto tiene como ventaja que tus clientes recordarán el nombre de tu empresa y les quedará claro cuál es; por lo que los clientes también podrán acceder a tu página web y conocerte mejor.

Ahora bien, en el mundo corporativo el flujo de los correos electrónicos es enorme. Una persona promedio puede recibir, mínimo, cien correos al día (no es exageración).

Por lo mismo, la capacidad del correo debe ser considerable (10GB puede ser una opción) para que, bajo ninguna circunstancia, se sature la bandeja de entrada y dejen de recibirlos.

Busca un correo corporativo que te asegure que siempre podrás recibir los correos, no importa de cuántos recibas al día.

Elementos del correo corporativo

Algo muy importante que debe tener el correo corporativo es un antivirus potente, pues al recibir una cantidad considerable de correos, puede fácilmente ser vulnerable.

Incluso, es recomendable reforzar la seguridad del correo con protección avanzada.

La protección avanzada te ayuda a eliminar el malware, el cual puede incluir:

  • Virus.
  • Troyanos.
  • Gusanos.
  • Ransomware (secuestro de datos).
  • Spyware (espías en tus archivos).

Todo esto está diseñado para infectar tus sistemas, lo que puede traer consecuencias graves: desde infectar todo y borrar tu información hasta robar datos e información esencial para tu empresa, lo que supondría pérdidas considerables de dinero y confianza de tus clientes.

Por lo mismo, te conviene tener una protección de seguridad alta. Nunca sabes lo que te puede llegar en un correo electrónico.

Protección para tu correo corporativo

Algo que es muy molesto de recibir es la basura cibernética. La publicidad en línea llega a montones a los correos electrónicos. Busca un correo corporativo que rechace el spam y este tipo de correos. Hará que tu vida y la de tus colaboradores sea mucho más fácil, ya que no tendrás que borrar todo lo que no sirve.

Los anuncios también llegan a ser bastante molestos. Si contratas un servicio de correo corporativo es casi un hecho que serán eliminados por completo. Vale la pena hacerlo, así estarás libre de distractores.

Por otro lado, asegúrate de que el correo electrónico tenga dos características importantes: que sea compatible con dispositivos móviles (teléfonos y tabletas) sin importar el sistema operativo y pueda, a su vez, ser sincronizado con ellos.

Así, en estos tiempos donde el home office es lo de hoy, los colaboradores o tú mismo podrán estar conectados 24/7 y no perderán un instante de contacto con los clientes.

¿Para qué sirve que se sincronicen los dispositivos? Para que en cuanto recibas un correo electrónico puedas acceder a él desde donde sea que estés y, si lo lees, lo borras o lo mueves, lo mismo suceda en todos los dispositivos donde tengas instalado el correo.

De esta manera no tendrás que borrar el correo tres veces. Con hacerlo una sola vez es suficiente.

De igual manera, el correo electrónico debe ser compatible con el software de correo que tienes; por ejemplo: Outlook, Apple Mail o Mac Mail. Así podrás acceder a ellos sin problema siempre desde tu computadora o dispositivo móvil.

Nunca se puede descartar que el correo corporativo se desconfigure o simplemente deje de funcionar. Así es la tecnología. Para ello debes tener soporte técnico siempre (no importa la fecha o la hora).

Las empresas que brindan este tipo de servicio deben ser fáciles de contactar y te deben asistir en todo momento para resolver cualquier duda o falla que pueda existir.

Por último, te recomiendo que contrates Microsoft Office 365 para tu empresa. Esta herramienta, aparte de ser básica y necesaria para tu compañía -ya que incluye la paquetería de Office actualizada- cuenta con la posibilidad de tener correo corporativo incluido.

Entonces, si tienes un paquete completo e integral, puedes sacar el máximo jugo a los servicios y productos que te ofrezcan.

Busca tener una imagen corporativa profesional siempre. Brinda seguridad y seriedad a tus clientes a través de ella.

Es un hecho que confiarán mucho más en una empresa que incluya nombre/dominio en el correo que la de una cuenta de correo genérica -como Yahoo, Hotmail, Gmail, etc.

Profesionalízate con un correo corporativo.

Guillermo Chávez Conejo
(Ciudad de México, 1984). Es autor de tres poemarios: De arena y Universo, Entre tus muslos y Canción bajo tu cuerpo. Estudió literatura latinoamericana en la Universidad Iberoamericana (UIA), obtuvo el título de Máster en Integración Europea por parte del Instituto de Estudios Europeos de la Universitat Autònoma de Barcelona y está certificado en nuevas tendencias comerciales en América Latina por el Banco Interamericano de Desarrollo y en International Human Rights Law por la Université Catholique de Louvain. Es presidente de la Asociación de Egresados de Letras de la UIA para el periodo 2017 - 2019. Ha escrito sobre temas especializados en marketing digital para Virket y sobre turismo de México, Perú, Estados Unidos y Europa para Hoteleus. Actualmente trabaja como Digital Content Specialist en Virket.