¿Por qué considerar diferentes nombres de dominio para tu empresa?

Products mentioned
No hace daño tener opciones

Internet es un mundo lleno de clientes potenciales para tu negocio y, por eso, si ya buscaste dónde comprar un dominio, invertiste en un hosting, publicaste un sitio web y, quizás, hasta emprendiste –o estás emprendiendo– acciones de marketing digital para dar a conocer tus productos o servicios, vas en la dirección adecuada.

Sin embargo, ¿sabías que es posible que estés perdiendo oportunidades, incluso entre clientes que buscan específicamente tu página informativa o e-commerce en la web? 

Aunque esto te suene un poco dramático, no hay nada de qué preocuparse. Continúa leyendo para conocer la solución: considerar diferentes nombres de dominio para tu empresa.

Cubre todos tus frentes con múltiples dominios para tu empresa

Como bien sabes, tu dominio es esa cadena de caracteres que teclean en sus navegadores las personas interesadas en comprar los productos o servicios que ofrece tu escaparate digital.

Así, y suponiendo que llevas algunos años en el negocio, puede que haya quienes ya conozcan tu nombre de dominio y accedan directamente a tu sitio. Pero, claro, cuando hablamos de un universo de millones de dominios, es probable que sea una mínima cantidad de personas.

Paralelamente, es posible que las personas lleguen hasta ti utilizando ciertas palabras clave en un buscador. Pensemos por un momento que alguien busca un restaurante de tacos en Nueva York –y con la amplia comunidad latina en La Gran Manzana, claro que es posible– por lo que esa persona quizá tecleó “tacos nyc” en Google, navegó por los resultados, estudió los menús, eligió la opción más interesante y disfrutó de una rica cena.

El punto aquí es que, así como las tecnologías y hábitos de consumo han cambiado, las necesidades de tu negocio digital deben hacer lo mismo.

Con esto en cuenta, hay cuatro razones por las cuales adquirir varios nombres de dominio para tu sitio web tiene sentido en términos comerciales. Aquí las tienes:

Para reforzar tu crecimiento

Canastas: más productos, más ventas

Otro ejemplo nos ayudará a visualizar este punto: supongamos que tienes una tienda de regalos en Medellín y tu nombre de dominio es regalosdelcorazon.co. Así, puede que tengas éxito en los primeros años de tu negocio con tarjetas de cumpleaños, chocolates y peluches, tanto en tu tienda física como en tu sitio web.

Ahora, imagínate que una compañía te pide canastas gourmet y quedan tan fascinados con el producto que te empiezan a recomendar. Es una línea de negocio que no tenías contemplada en un principio y, conforme aumentan las ventas, quizá te convenga replantear la estrategia de marketing.

Así, puede que no sea suficiente con agregar un anuncio o una página con imágenes y descripciones de producto en tu sitio actual, pues tu objetivo será llegar a más clientes de canastas gourmet. En este caso puede ser muy útil comprar un segundo dominio como canastasdelcorazon.co 

Velo de esta forma: mientras más personas buscan en internet los productos y servicios que necesitan, tener direcciones web descriptivas y memorables es una gran ventaja.

Con este nuevo dominio podrías crear una página específica para promover tu línea de canastas gourmet, expandiendo efectivamente tu negocio y sin tener que cambiar la oferta de tu sitio original.

Y eso no es todo: también puedes aprovechar ese dominio adicional en campañas específicas de Email marketing, o en anuncios de plataformas como Google o Facebook para aumentar tu tráfico online, o hasta en publicidad impresa para tu camioneta de entregas. ¡Es un ganar-ganar!

Para proteger tu marca

Candados: múltiples dominios protegen tu marca

Hablando de ganar, con el crecimiento también aparece el problema de proteger tu marca. Y para eso, tener múltiples dominios te puede ayudar.

Así, puede que en un principio no te moleste que exista otro sitio llamado regalosdelcorazon.net. Pero, cuando sabes que la calidad de tu negocio es incomparable, lo mejor es que te cuides de posibles problemas de reputación.

La idea es simple: si eres dueño tanto del dominio .co como del .net y el .com, tu competencia no podrá tenerlos.

Adicionalmente, puede ser que alguien cometa un error al buscar la dirección de tu sitio (“regalos con corazón”) o, quizás, se olvidaron de la terminación de tu dominio y en lugar de colocar .co pusieron .net

Estos despistes pueden llevar a tus clientes o prospectos hacia otras páginas o, peor, al temido error “página no encontrada”… ¡y que se desanimen a comprar!

Para evitar esto, registra variaciones de tu nombre de dominio. Comienza por enlistar los nombres de dominio que se deriven de errores tipográficos. También puedes preguntar a amigos, familiares o incluso clientes y proveedores de confianza, las combinaciones que resultan al escribir mal el nombre de tu marca y, por ende, de tu dominio.

Por ejemplo, ¿sabías que Google posee el nombre de dominio www.gogle.com? ¡Inténtalo! Escríbelo con una sola “o” y serás redireccionado automáticamente al sitio principal.

Relacionado: 10 claves para elegir el nombre de dominio perfecto

Para potenciar tu reconocimiento local

Tacos: un producto muy local

Volviendo al ejemplo de “tacos nyc”, ¿qué te parecería destacarte entre los demás restaurantes con una dirección web muy neoyorquina? Algo así como lovelytacos.nyc.

Así, puede que ya tengas registrado el .com, pero ahora también puedes adquirir la extensión de dominio del lugar geográfico exacto donde se encuentra tu negocio. Y si hablamos de exclusividad, cabe mencionar que .nyc es un dominio disponible sólo para negocios establecidos en los cinco barrios de Nueva York.

Por eso, con los dominios geográficos, se acabaron los tiempos en que las direcciones web forzosamente debían tener dominios genéricos .com, .org o .net.

Para resaltar la actividad o sector al que pertenece tu negocio

Comida vegana: un mercado único

Otra manera de cubrir todos tus frentes es invertir en dominios con un enfoque específico. Supongamos que tienes un negocio de comida vegana. Para tu nombre de dominio puedes usar palabras o frases como “orgánico, natural, fresco”, etcétera.

Ahora, al pasar tu tienda al mundo online puedes elegir entre las nuevas extensiones de dominio como .shop o .store, y así obtener una combinación de nombre de dominio y extensión que impulse tu reconocimiento de marca y, por ende, de tu sitio web.

Además, con los dominios de internet de sectores específicos puedes indicarle a tus usuarios la industria o actividad a la que perteneces, y así sepan qué esperar de tu sitio solo con mirar a tu dirección web.

¿Tienes un negocio de fotografía, de diseño o de consultoría? ¿Qué tal un dominio .photography, .design o .consulting. Las posibilidades se multiplican y el límite sólo está en tu creatividad.

Un solo sitio, varios nombres de dominio

Si te preocupa tener que crear un nuevo sitio para cada dominio que registres, no hay nada que temer ya que existen múltiples técnicas para redirigir tus dominios adicionales a tu sitio actual

La más importante es el llamado “redireccionamiento 301”, que básicamente le indica a los motores de búsqueda que “apunten” de forma permanente cada dominio nuevo a tu sitio principal. En este artículo del blog de Moz puedes aprender más sobre técnicas de redireccionamiento.

Y en caso de que tengas dudas, acércate a los expertos. Además de darte opciones para comprar un dominio, el proveedor correcto te debe apoyar con asesoría técnica 24/7 para mantener tu sitio web en óptimo funcionamiento.

Si quieres registrar múltiples dominios para reforzar el crecimiento de tu negocio, proteger tu marca o impulsar tu reconocimiento local o en tu industria, únete a las más de 60 millones de personas, marcas y empresas alrededor del mundo que confían en GoDaddy para mantener sus dominios. ¡Busca los tuyos hoy!

Alejandra Rubio Bravo
Nativa del sur de la Ciudad de México, estudié Comunicación y me especialicé en corrección de estilo y Marketing Digital. Eterna enamorada de las letras, apasionada con la tecnología y feliz colaboradora en Virket, la empresa donde me encontré con la increíble riqueza de formas y oportunidades para comunicar y planificar estrategias enfocadas a innovar la relación cliente-empresa.