5 consejos para atraer más clientes a tu sitio web

Un empuje a tu tráfico web

Si te preguntáramos, como emprendedor o dueño de un negocio, cuál era tu principal objetivo cuando decidiste crear tu página web, probablemente nos responderías: “tener más visitas que, a su vez, se convirtieran en clientes nuevos o recurrentes”.

Y tendrías un punto totalmente válido, porque al final todos queremos tener un sitio web para reforzar nuestra imagen y llegar a más personas.

¿Pero qué pasa cuando ya tienes una página y no has logrado atraer a tanta gente como esperabas? Afortunadamente existen muchas estrategias y trucos comprobados para aumentar el tráfico web, entre los cuales te compartimos cinco infalibles:

1. Crea un perfil en Google My Business para recibir más visitas locales.

Una gran forma de atraer más personas a tu negocio físico y tu página web es utilizando la plataforma de Google My Business.

Esta herramienta gratuita de Google te permite crear un perfil empresarial para que cualquiera pueda verlo en internet, ya sean los clientes que buscan tu página o las personas que exploran negocios como el tuyo cerca de su ubicación geográfica.

¿Cómo luce en la práctica? Por ejemplo, digamos que trabajas en Bogotá y tienes una tienda de sillas…

Posiciona tu negocio en línea con herramientas gratuitas.

… con Google My Business podrás ingresar datos relevantes de tu negocio (como tu dirección, tu número telefónico, tu sitio web y tu horario de atención) para que cuando alguien busque “sillas en Bogotá”, aparezca tu página “sillas.com” y las personas se animen a conocer más de tu propuesta en línea, o que visiten tu tienda física.

Así aparecen los perfiles de Google My Business cuando alguien busca un tipo de negocio específico, como las sillas:

Coloca tu negocio en línea con herramientas gratuitas como Google My Business.

2. Optimiza tu sitio para buscadores

¿Has notado que al buscar algo en internet –en motores como Google, Yahoo, Bing, etc.–, casi siempre haces clic en los primeros resultados porque hacen “match” con lo que estabas investigando? Pues existen varias técnicas detrás de los sitios web que aparecen en la primera página.

Y la disciplina donde se utilizan estas técnicas se llama optimización para buscadores (SEO por sus siglas en inglés), que consiste en mejorar los aspectos internos y externos de tu sitio para que los buscadores puedan clasificarlo según su contenido y que entonces éste aparezca en resultados de búsqueda relevantes.

Por ejemplo, si quieres que tu página web aparezca en los primeros resultados de Google cuando alguien busque “sillas de diseño”, entonces tendrás que realizar algunas acciones –como editar el código HTML y escribir texto que incluya esa frase específica– para que el buscador identifique que tu sitio está especializado en sillas de diseño.

No queremos ponernos muy técnicos, así que te compartimos un video en inglés que explica de manera breve cómo funciona el SEO y por qué es importante:

 

Al final, mira al SEO como una disciplina que puede ayudarte a colocar tu sitio web en los primeros lugares cuando alguien busque una frase relacionada con tu producto/servicio/empresa. Esa frase que busca la gente (y donde tú apareces) puede atraer tráfico a tu página, lo cual a su vez puede reflejarse en más oportunidades de negocio.

Relacionado: Tutorial SEO para tu empresa.

3. ¡Anímate a publicar contenido!

Quizá has escuchado sobre la efectividad del contenido, quizá no. Lo importante es que sepas que el contenido dentro de tu propia página web, blog o incluso en tus redes sociales puede ayudarte a atraer personas.

Piensa que vivimos en un mundo conectado, donde podemos acceder cómodamente a la información y valoramos a quienes facilitan nuestra búsqueda. Si tú te propones dedicar parte de tu esfuerzo a crear contenido para resolver dudas y dar soluciones a los problemas que tus prospectos o clientes viven, estamos seguros de que muchos valorarán tu trabajo y tu negocio se verá beneficiado.

Pero, ¿por dónde empezar? Puedes comenzar anotando ideas sobre todos los temas que abarca tu negocio. Por ejemplo, si vendes sillas seguramente las personas se preguntarán: ¿dónde puedo comprar sillas?, ¿cuánto cuesta una silla y de qué depende su precio?, ¿cuáles son los mejores materiales para casas/oficinas/lugares abiertos?, ¿qué características tienen las sillas más cómodas?, etc.

Después, podrías decidir cuál es el mejor formato para mostrar esa información, es decir, si para un tema específico conviene más hacer un artículo de blog, una imagen con texto, un video, un podcast u otro formato. Por ejemplo, para los temas que mencionamos previamente, el título “¿Cuánto cuesta una silla y de qué depende su precio?” podría ser un artículo de blog con una tabla comparativa de precios, pero quizá el tema de “Características de las sillas más cómodas” podría ser una infografía.

Ojo: no existe una fórmula mágica, más bien todo depende de tu negocio, de la comunicación que debas manejar para tu audiencia y de la forma en que luce mejor la información en internet.

Una vez que tengas más claro cuáles son los temas que puedes desarrollar y cómo abordarlos, sólo necesitarás crear un calendario donde decidas lo que publicarás en tu sitio, tu blog o tus redes sociales en las semanas, meses o años por venir.

 

Te recomendamos leer estos artículos que hablan sobre contenido:

4. Vuélvete más activo en redes sociales

En el mundo digital no deberías crear contenido esperando que todas las personas lo encuentren por su cuenta. Sé proactivo: impulsa el tráfico de tu sitio web promoviendo tu contenido en redes sociales; así más personas estarán conscientes de lo que puedes ofrecerles.

Además de compartir tu contenido para que más personas lo descubran, gracias a las redes sociales también puedes conectar con tus clientes y prospectos, construir tu marca, establecer tu liderazgo de opinión e incluso realizar ventas. No hay duda de su potencial.

Para comenzar te sugerimos:

      • Investigar los perfiles de tu competencia: cómo lucen, qué información incluyen, qué palabras utilizan, qué formatos de contenido comparten.
      • Analizar los pros, contras y características de las redes sociales más populares. Por ejemplo: tal vez te convenga tener una cuenta de Instagram para compartir imágenes de decoración con sillas; pero si lo tuyo es vender software empresarial quizá prefieras estar en LinkedIn.
      • Establece objetivos para tus canales sociales: quién es tu mercado objetivo (¿jóvenes, adultos, profesionistas, freelancers?, etc.), cuál es el contenido más exitoso entre tu público, qué tipo de contenido puedes crear, cómo puedes aportar valor a tus seguidores y cómo funciona la publicidad pagada.

5. Revisa que tu página luzca bien en cualquier dispositivo

Te sugerimos revisar que tu página web funcione bien en computadoras, teléfonos inteligentes y tablets. Es decir, asegurar que el diseño luzca completo, que las imágenes y el texto se vean bien sin tener que hacer zoom y que el tiempo de carga sea rápido.

Relacionado: Diseño web adaptativo para dispositivos móviles.

Debes considerar que cada vez más personas utilizan su celular para buscar servicios internacionales y locales como: reparación de calzado, restaurantes, gimnasios, hoteles, médicos, abogados, etc. Y si tu página web no funciona en sus smartphones, es muy probable que visiten otro sitio que sí lo haga.

Además, la optimización para dispositivos móviles (como le llaman los expertos en el mundo digital) no sólo es importante para ofrecer una buena experiencia a tus visitantes, sino también para el valor que Google asigna a tu sitio. Tal vez no lo sepas, pero el diseño y la experiencia que ofreces dentro de tu página tienen un valor para Google y si descuidas cómo luce tu página en dispositivos móviles, será más difícil aparecer en los primeros resultados de búsqueda –porque otros sitios “mejores” tendrán mayor prioridad– y, por lo tanto, recibirás menos visitantes.

Para comprobar el estatus de tu página actual, copia la URL (todas las letras y caracteres que aparecen en la parte superior de tu navegador, por ejemplo https://co.godaddy.com/) y luego pégala en la herramienta Google Mobile Test.

Cuando vayas a crear tu página web no olvides que debe ser responsiva.

¿Falló la prueba? No te preocupes, puedes buscar soluciones como:

      • Acudir a un desarrollador web para que cambie el código de tu sitio web, si no puedes hacerlo tú mismo. El precio dependerá en gran medida de la plataforma donde hayas creado tu sitio web (por ejemplo, WordPress).
      • Utilizar un creador de páginas web para construir un sitio nuevo que sea responsivo (con este término nos referimos a que la página “responde” o se “adapta” al dispositivo del usuario, ya sea una computadora portátil, una tablet o un smartphone).

Para concluir queremos destacar que la clave para tener un sitio exitoso es entender cómo y dónde buscan tus servicios en internet, para asegurarte de estar ahí. Si empiezas a trabajar en estos consejos, seguramente verás resultados positivos en el número de personas que visitan tu página web y después se interesan en tu negocio. ¡Mucho éxito!

Imagen de John Schnobrich via Unsplash