Conoce las ventajas y desventajas de los tipos de dominios genéricos

Domina con tu dominio

Conocer los tipos de dominios genéricos que hay en Internet, puede ayudarte a ver si el que estas utilizando es el correcto para ti.

Si estás pensando en renovar tu dominio o en adquirir uno, este artículo te va a interesar porque aquí conocerás qué tienen a favor y qué tienen en contra los distintos tipos de dominios genéricos que puedes encontrar en Internet.

¿Para qué sirve un nombre de dominio?

Un nombre de dominio sirve para que tanto personas como servidores, encuentren un sitio web determinado. Su naturaleza es de carácter único y exclusivo, es decir, no hay o no deberían existir dos nombres de dominio iguales y así como en el mundo físico cada lugar tiene una dirección que sirve para distinguirlo entre los miles de millones de lugares que existen, en el mundo digital, tu nombre de dominio es fundamental si deseas que tus públicos objetivo lleguen a tu sitio web.

Tipos de dominios genéricos

En los albores de la Internet se crearon lo que hoy se conoce como tipos de dominios genéricos y también se creó todo un sistema de gestión de nombres de dominio con la finalidad de clasificar las diferentes páginas web, de acuerdo con el propósito de su existencia. Así, por ejemplo, se crearon los tipos de dominios genéricos que hoy todos conocemos y que ya nos resultan muy común escucharlos, tales como: .com, .biz, .edu, .gov, .info, .net, .org.

De entre todos estos tipos de dominios genéricos, el que más se ha usado es el .com porque en él se agrupan empresas de todo tipo, mientras que por ejemplo, el .gov, es para uso exclusivo de las dependencias y organismos públicos.

Ahora bien, es importante saber qué los tipos de dominios genéricos pueden ser de tres tipos: restringidos, no restringidos y patrocinados. Los primeros limitan su uso a determinados sitios web, por ejemplo el .biz para negocios o empresas; los segundos pueden utilizarse por cualquier persona, compañía, asociación, etcétera, tal es el caso del .com o el .org y los terceros, solo pueden usarse para un colectivo determinado, como por ejemplo el .edu o como te mencioné arriba, el .gov.

Todos los tipos de dominios genéricos son regulados y por el ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números), y las asociaciones internacionales que se encargan de administrar, así como de crear reglas para su uso.

Pros y contras de los dominios genéricos

Los tipos de dominios genéricos tienen a su favor:

  • Son fáciles de recordar porque la mayoría de las personas estamos familiarizados con ellos.
  • Ayudan al posicionamiento orgánico dentro de los principales motores de búsqueda, aunque esto depende del algoritmo que utilice cada uno de ellos. Hoy por hoy, muchos buscadores colocan en los primeros lugares a los sitios web que utilizan dominios genéricos porque así están programados.
  • Como son fáciles de recordar, también resulta muy sencillo recomendarlos.

Los tipos de dominios genéricos tienen en contra:

  • No especifican el lugar geográfico al que pertenece un sitio web y si ofreces productos o servicios en un país determinado, con un dominio genérico puedes estar perdiendo oportunidades de negocio.
  • Aunque existe una clasificación, no señalan de forma particular a qué sector o qué tipo de sitio web tienes, lo cual al igual que en la razón anterior, puede provocar que quienes están buscando exactamente lo que ofreces sean dirigidos a un sitio que utiliza un dominio más específico. Por ejemplo, supongamos que vendes café orgánico, no es lo mismo “tumarca.cafe” a: “tumarca.com”, con el primer dominio estás especificándole a los buscadores el sector al que pertenece tu sitio web y con el segundo, solo estás informando que tienes un negocio. Los tipos de dominios genéricos no permiten personalizar el nombre de dominio a tu marca. Permíteme compartir otro ejemplo: Si ofreces servicios de diseño en Argentina, nunca será igual tener un “tumarca.com” que: “tumarca.design.ar”.
  • Los nombres de dominio genéricos no ofrecen la misma disponibilidad que los tipos de dominios más específicos. Esto se debe a que como te mencioné al principio, ya son muchos los sitios web que los utilizan.

¿Dónde se encuentran los nombres de dominio ideales?

Ahora que ya conoces las ventajas y las desventajas de los tipos de dominios genéricos que hay en Internet, te recomiendo buscar el ideal para tu sitio web, a través del registrador de dominios más grande y confiable del mundo. Lo puedes distinguir porque su isotipo es un hombrecito sonriente que utiliza lentes.

Encuentra tu dominio ideal y considera adquirir más de uno para que aumentes las posibilidades de que tu sitio web sea encontrado por tus clientes, prospectos o públicos objetivo de forma fácil y no olvides revisar qué herramientas están a tu disposición para darlo a conocer, así como para posicionarlo entre los principales buscadores. Te deseo mucho éxito y te invito a continuar navegando por aquí porque encontrarás más información útil sobre dominios y sus extensiones.

Gabriela María Prieto Aguirre
De nacionalidad salvadoreña, reside actualmente en la Ciudad de México. Comunicóloga de la Universidad Anáhuac México. Ha desarrollado diferentes textos para diversas industrias, tanto en español como en inglés. Le apasionan los temas de mercadotecnia, problemas globales, letras, tecnología y cultura. Experiencia en manejo de redes sociales, creación de copies publicitarios y estrategias de mercadotecnia, tanto para México como Latinoamérica. Una de sus áreas de interés es neuromarketing. Apasionada de las letras, actualmente se desempeña en el área de Content Marketing de Virket.