Certificados de firma de código para garantizar mi seguridad web

Como un candado para un cofre medieval

Luego de los diversos ataques cibernéticos del año pasado, la seguridad web y certificados de firma de código se ha convertido en un tema a seguir.

Para garantizar la confianza de tus usuarios y clientes, más vale contar con certificados de firma de código, que te ayudan mantenerte a la vanguardia en el cuidado de tu página de internet y, por ende, de tu negocio.

El potencial de fraude y la propagación de códigos maliciosos han aumentado exponencialmente en los últimos años, y contar con plataformas seguras repercutirá en más tráfico por parte de los usuarios, lo que a futuro te generará mayores ingresos que te permitirán invertir en temas como expansión comercial, sobre todo en el aspecto digital y de logística.

¿Qué es la firma de código?

Cómo te hemos contado en diversas ocasiones, ésta es el método más factible para utilizar una firma digital basada en certificado, con lo cual puedes dar una personalidad e identidad a todos los programas y códigos que cuelgas en internet, con lo que se garantiza que nadie ha modificado o dañado lo que ya fue firmado.

Esto finalmente se convierte en la mejor forma de ganar la confianza de los usuarios para con tu software.

Debido al fuerte y severo daño que puede causar un archivo ejecutable o un script con malware en un sistema informático, es importante que los clientes puedan confiar en el código publicado en tu sitio de internet.

Si una persona que navega por tu página y sabe que una aplicación está firmada por tu compañía, en lugar de otra totalmente desconocida, es muy probable que instale tu software, ya sea para mejorar su experiencia o para hacer una transacción comercial.

Las dos maneras en que los certificados de firma de código aumentan la confianza de los usuarios

La autenticación, pues con ello verifica quién es el autor del software, y la segunda es la integridad, pues con esta misma firma comprueba que el programa que se le pide instalar no ha sido alterado, con lo cual se descarta que haya un virus informático que pueda causar estragos.

Supongamos que tienes una aplicación llamada eCommercePay, la firmas usando tu certificado de firma de código y la distribuyes en tu página de internet. Antes de ejecutar la app, los potenciales clientes se darán cuenta que ya viene identificada y signada por tu empresa, por lo que la descargarán para hacer pagos y en el proceso sabrán que ningún pirata informático la ha alterado.

La capacidad de confiar en las futuras actualizaciones de software

Otra ventaja que te proporciona esta plataforma de ciberseguridad en tu sitio web, es la capacidad de confiar en las futuras actualizaciones de software. Si publicas una actualización de un programa o aplicación en tu plataforma, la firma vuelve a dar la confianza al usuario de que es una modernización o mejora del programa ejecutable.

Además, todos los sistemas operativos actuales, como Windows, Apple OS X, Chrome, Linux, etc., así como los navegadores web, verán que es tu código y permitirán que se extienda la alerta de actualización, pues no ven riesgo de hackeo.

También cuando firmas cualquier tipo de dato que va a establecerse en tu sitio web, se identifica completamente.

¿Qué es una autoridad certificadora (CA)?

Hay que señalar que esta plataforma de ciberseguridad es emitida por una autoridad certificadora (CA) después de que esa misma autoridad ha constatado la identidad de tu compañía, para evitar cualquier tipo de fraude.

Todo certificados de firma de código debe estar firmado a su vez por una autoridad competente y acreditada, por lo cual debes acercarte a los expertos para que te ayuden a obtener una, y no vayas a caer en manos de algún delincuente informático que se disfrace de una entidad legal para emitir estos permisos.

Las autoridades de certificación son organizaciones determinadas como muy confiables, que emiten las firmas a cualquier empresa o persona física cuya identidad ha sido comprobada como legal y existente. Los certificados se verifican utilizando una cadena de autoridades certificadoras. No es que sólo una lo haga.

Cada certificado está vinculado a la autoridad que lo emitió. Si sigues esa ruta en el proceso de cómo se creo esta firma, te podrás dar cuenta que estarás seguro de que un certificado es válido y no ha sido alterado por nadie.

Por ejemplo, si el sistema de un usuario está configurado para confiar en una autoridad de certificación particular y recibe un ejecutable firmado por una entidad que ya fue validada, podrás confiar en ese programa ejecutable y descargarlo sin temor.

Hay que reiterar que todo este proceso no siempre garantiza que el código sea confiable, sólo que ya fue emitido por una autoridad legal. Es decir, puede que una persona, luego de obtener su certificación, haga mal uso de ella y ponga algún código malicioso en su sitio web, lo cual ya será responsabilidad del mismo.

Sin embargo, al ya estar certificado, sería más fácil saber quien es el culpable de una filtración de este tipo. Ten cuidado y no dudes en protegerte con este tipo de certificaciones.

Fernando Paul Lara Galicia
Fernando Paul Lara Galicia es Jefe de Información y Columnista en la sección Dinero de Excélsior, y Editor de Tecnología para Grupo Imagen. También es conductor de Dinero y HackerTV en ExcélsiorTV. Colabora en Enfoque Financiero con Alicia Salgado, 100.1 FM. Es egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Colectiva por la ENEP Acatlán, UNAM.